Flavio Mendoza: “Por la crisis puse un departamento en venta”

Teatro junio 5, 2020

El bailarín y coreógrafo dialogó en "Georgina con Vos" sobre su carrera y su presente tras más de noventa días en cuarentena.

Flavio Mendoza es un bailarín, coreógrafo y director artístico argentino. Ha participado en distintas obras de teatro y programas de televisión y posteriormente ha ocupado el rol de productor artístico, destacándose por su obra Stravaganza.

Ha logrado destacarse en artes como la acrobacia, la danza y la actuación. Ha participado en distintas obras de teatro y programas de televisión y posteriormente ocupado el rol de productor artístico.

Stravaganza es el nombre que Flavio Mendoza le ha dado a una serie de espectáculos que estrenó el 25 de diciembre de 2011 en el teatro Luxor de Villa Carlos Paz, provincia de Córdoba. En todas sus versiones el espectáculo se destacó por innovaciones tecnológicas. El 25 de diciembre estrenó la primera versión de su obra, Stravaganza: Water in Art. En 2012, presentó Stravaganza en el teatro Broadway en Capital Federal.

El bailarín habló sobre su infancia y su paso por el circo, donde fue forjando su carácter para luego poder transmitirlo como productor y director. “Mi papá no nos enseñaba. Tenía un profesor que se llamaba Clenke, era brasilero y la mujer era bailarina clásica. Ellos nos daban clases a la mañana muy temprano. Teníamos que ir a despertarlos a las ocho de la mañana al trailer y nos decían “vayan, estiren en una tela verde”. Luego, él venía con una antena de televisor vieja, nos marcaba, nos tocaba, esto está mal, más acá, más allá. Nos enseñaba y nos preparaba así. No era muy didáctico que digamos. Recuerdo que yo traje un artista chino, el mejor equilibrista del mundo y él me decía que los tenían parados de manos y les iban sumando cada día 5 minutos. Si se bajaban los mataban a palos. Para ser bueno en una disciplina que es tan costosa, como se trabaja con el cuerpo, es mucho entrenamiento. Por eso los gimnastas están seis, ocho horas entrenando. No se puede lograr así nomás. Encima yo era rebelde, me tenían que tener zumbando sino no hacía nada”.

En ese sentido, el director habló sobre su trabajo al frente de grandes obras de teatro. “Es una responsabilidad para mí hacerlos trabajar y hacerlos hacer cosas. Algunos se enojan cuando les pego un par de gritos. Eso es porque los veo tonteando allá arriba, jugando con los bailarines. Ellos después entienden que no se puede tontear cuando estás colgado haciendo algo de película. Yo nací en el medio de todo eso, es como un sexto sentido todo esto. Las personas algunas veces piensan que no que no pasa nada pero puede haber un accidente, tenes que hacer que entiendan que eso es peligroso. Encima tener que lidiar con egos. A veces uno termina explotando. Si no pones un grito se te desbanda todo. Cuando trabajas con artistas la realidad es que están los egos, el mal humor, el uno con el otro, que esto, que aquello. Si uno no agarra las riendas, te volves loco. Después de eso transcurre en una paz y armonía hermosa”.

El bailarín recordó los días del gran éxito de Aquadance en Showmatch. “Lo que pasó con el  Aquadance en Showmatch es que fui el primero que lleve esas esferas, no porque lo haya hecho yo pero fue un musical del Bailando que fue mágico, increíble, con Gisela Bernal fue bárbaro, fue una locura. Recuerdo que a los tres días de ese éxito hice una nota para Londres, donde me decían que había salido tercero en cantidad de visitas al video en YouTube. Fue 3° en el ranking en Youtube de las cosas más vistas a nivel mundial. Fue una locura. Recuerdo que estábamos en Tailandia con Maxi comprando y yo regateando los precios. Justo tenía la computadora y Maxi le decía “es una celebridad pero una celebridad sin plata”. Yo le puse el vídeo a la señora y se emocionó tanto que me dijo “lleva, lleva todo al precio que quieras”. Es ahí donde me sorprendió que otra cultura que nada que ver con nosotros, que le haya resultado igual que a nosotros de mágico. Todo lo del bailando fue un momento muy especial que lo agradezco al universo, a Dios, que se me haya presentado. Cuando te toca, tenés que disfrutarlo mucho porque no vuelve a pasar. Después hice millones de Aquadance más pero nunca resulta igual, el primero fue el único, ni yo lo puedo superar”.

Por otro lado, Flavio Mendoza recordó la influencia que tuvo Michael Jackson en su vida, que le inspiró a empezar a bailar. “Michael Jackson tiene que ver mucho en mi vida. Yo pase de ser un cirquero típico al teatro gracias a él, que me inicio para que yo baile. Era como ese Dios que aparecía bailando y haciendo unas cosas que no lo podía creer. Jamás en mi vida lo imite, siempre lo admiré. Él fue el que me hizo el cambió en mi carrera. Si no hubiera sido por él, capaz hubiera seguido en el circo y hoy no sería quien soy en el teatro. Pero para bailar en sí, él fue el que me despertó el bailar. Me encantaba y fue un gran referente para mí. Recuerdo que yo estaba en el circo y cuando mis viejos se fundieron, me volví al pueblo donde estudié en Nogoya, Entre Ríos. Después volví al circo en vacaciones porque mis hermanas seguían en el circo. Cuando mis hermanas dejan el circo se quedan en Buenos Aires, yo me quedo acá y ahí empecé a ir a castings, a bailar de lo que sea. Empecé más que todo en la noche, a hacer boliches, tenía un muy buen cuerpo en ese tiempo. A mí me salvó que siempre tuve buena cola, era flaco e hice una temporada en Camboriú a trabajar a Mario House, un show que se hacía de argentinos. Estaban Raúl Mouso, Alex Asis, que era un gran bailarín. Lo tenía como algo extra”.

Sobre las dolencias que va sufriendo el cuerpo del artista, Flavio Mendoza contó que “lo más te duele son las cervicales. Cuando vos te colgas, el cuerpo agarra una posición que es tan para atrás que el cuello soporta un dolor horrible. Es mucho más fácil para mí sostener a alguien que colgarme porque no me hace doler las cervicales, tengo las hernias de disco para atrás con todo eso. Eso me lo enseñaron mis hermanas porque ellas lo hacían en el circo. Hoy en día creo que me gustaría sacar los espectáculos al exterior. Si bien he ido a Paraguay, tengo muchas ganas de conquistar el mundo. Sé que los espectáculos que hacemos son tan buenos, yo he recorrido el mundo, he tratado de ver todos los espectáculos que he podido y no tenemos nada que envidiarles. Estaría bueno poder llevar los espectáculos que hago al mundo”.

Por otro lado, el director habló sobre “Un estreno o un velorio” y la situación actual del teatro. “Es una comedia que no tiene nada que envidiarle a las comedias de Broadway, te puede gustar menos o más pero yo tengo esa seguridad. Sé que hacemos un producto muy bueno. Yo creo que vamos a volver pronto, espero que sí. Es necesario que empecemos a funcionar de vuelta con los protocolos para volver. Gracias a Dios el teatro Broadway es un teatro de 1500 localidades, podemos trabajar con 400, 500 personas totalmente separadas. Se puede hacer y lo necesitamos porque es un momento dónde los artistas están complicados. No se recibió ayuda de nada, ni siquiera los 10.000 pesos, ni créditos ni nada. No calificamos en ninguna categoría. Hice de todo para tratar de conseguir algo, pedí ayuda a montones de personas para poder llegar a préstamos para zafar. La verdad que es necesario volver”.

Al finalizar, el artista habló sobre las complicaciones que está teniendo a raíz de la cuarentena. “Sé que arriba del escenario vamos a trabajar y tener una conciencia social de cada uno, cuidarse para cuidar al otro. Después de 80 días de cuarentena, encuentro algunas cosas que no termino de entender, porqué unos si y otros no. Yo entiendo que un lugar donde se aglomera mucha gente es peligroso pero también la gente no es inconsciente. En los últimos años no es que abríamos el teatro y ya. Todo el mundo va a tener una conciencia mucho más grande, pero es necesario que nos empecemos a mover. La verdad es que tuve que poner un departamento en venta, es una realidad que me toca vivir. Nunca pensé que tenía que tocar eso pero es para el futuro de mi hijo. Gracias a Dios tuve ese departamento para ponerlo a la venta, hay gente que no tiene nada”.

Podés escuchar “Georgina con Vos” los jueves de 15:00 a 16:00 horas por Radio Zónica.

$data['img_url']

La RZ en donde quieras

Descarga la app disponible en tus plataformas favoritas

La Radio

La RZ nació hace 6 años, en el mes de enero del año 2015. Junto a Radio Zonica y Zonica+, forma parte del #GrupoZonica: el grupo radial online nº1 de la Argentina.

Conocé más
Micrófono