Javier Andrade: “La pandemia viene a desnudar una deuda estructural que tiene la ciudad”

Política mayo 22, 2020

El legislador porteño dialogó en "El Arranque" sobre la situación del coronavirus en la ciudad y el país.

Javier Andrade es un militante de La Cámpora y diputado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el Frente de Todos. El político habló sobre el manejo de la pandemia en la ciudad. “Es necesario tener precisión. Nosotros entendemos que hay que hacerlo como lo hace el gobierno nacional, que los informes que da son diarios y con una precisión por distritos muy claros y específicos. Eso nos el mejor panorama para poder evaluar y tener propuestas para saber cómo aportar y abordar la pandemia de la mejor manera. En la ciudad de Buenos Aires no existe un informe detallado diario que especifique por barrio, por zona, por cada uno de los lugares donde van apareciendo. Ahora existe el programa Detectar en barrios que sirve para poder abordar de una manera distinta. Entendemos que la mejor información y la más precisa es la que nos aportan estos estudios, entendiendo que la ciudad de Buenos Aires se está transformando en el epicentro de la pandemia. Este sería un aporte muy necesario para que todos podamos trabajar de la mejor manera”.

Sobre el trabajo en la Legislatura porteña, el diputado dijo que “la intención del proyecto, al margen de todas las iniciativas que venimos teniendo desde el bloque, anticipando la situación permite la decisión de un aislamiento preventivo para la gente con contactos estrechos cómo está pasando con el programa Detectar en los barrios populares. Es una situación que nos alarma a todos, todos manejan esa información y se está extendido por la gravedad que tiene y seguramente por los fallecimientos que existieron. Es muy necesario tener precisión en el detalle y facilitar el acceso a la información para poder tomar las medidas necesarias en cada uno de los lugares. Cuando hay aislamiento en lugares que es necesario la distribución de alimentos y elementos de limpieza, cuando una familia se encuentra en aislamiento es la imposibilidad de poder salir y necesita una asistencia particular”.

Sobre las falencias y la cantidad de casos confirmados en los barrios populares de la ciudad, el legislador manifestó que “estamos llevando más de 1800 casos en la Villa 31 en particular. El 10% de los casos a nivel nacional se concentran en la Villa 31. Entiendo que las medidas que se van a tomar para tratar de evaluar lo que pasó y para ver cómo van a seguir adelante, es muy importante. De más está decir que es muy preocupante la situación de los barrios, paso lo de Ramona, de la Garganta Poderosa que falleció. Yo soy parte de La Cámpora y Victor Giracoy, el Oso, tenía un comedor. Él falleció y toda su familia está infectada. Digo esto para que se pueda tomar mayor conciencia lo que pasa en los barrios populares. Todas las personas infectadas vivían en una vivienda dónde se desarrollaban las actividades del comedor porque a veces es difícil de comprender para algún sector eso, el Oso tenía sus hijos, sus nietos, las esposas de sus hijos e hijas y todos habitaban el mismo lugar. El hacinamiento que se vive en la Villa 31 y en los barrios populares es impresionante. La pandemia también viene a desnudar esa deuda estructural que existe en la ciudad de Buenos Aires, una de las ciudades más injustas de la Argentina por los recursos con los que cuenta, por la diferencia que existe entre el norte y sur de la ciudad, particularmente los barrios populares”.

Por otro lado, Javier Andrade dijo que “en el sistema de salud en la ciudad se atienden un promedio del 20% de las personas. En los barrios populares y el sur de la ciudad se atiende a un 40 o 45%. Hoy la pandemia desnuda también la flaqueza del sistema público de salud. Por eso pudimos ver los videos que estuvieron pasando lamentablemente, como paso en el Ramos Mejías. El Plan Detectar sirve para ir en búsqueda activa de los contactos estrechos de los positivos, el planteo es una radiografía más concreta de lo que está pasando. Si se hubiese trabajado antes hubiera sido distinto. Nosotros planteamos desde nuestro bloque el 14 de Abril un proyecto que tenía que ver con una ley de emergencia para los barrios populares, una ley económica social y sanitaria. La verdad es que no tuvimos respuesta del Ejecutivo de la Ciudad. Lamentablemente ahora estamos en esta situación difícil”.

En ese marco, el legislador porteño aclaró que “lo que plantean los epidemiólogos es que no se están haciendo testeos masivos en barrios populares. Esto tiene que ser muy claro. Lo que se está haciendo es en busca de contactos estrechos de los casos positivos porque la realidad es que hoy si se hicieran testeos masivos en los supermercados, como los PCR que es el que da el diagnóstico preciso de si existe el virus o no en una persona, puede ser que alguien esté asintomático y darle negativo o puede  tener algún síntoma y también darle negativo. El tiempo de evolución que se calculan entre 7 y 10 días para que se consolide si existe el virus o no, es lo más efectivo sobre los contactos estrechos. No tiene sentido hacer un testeo masivo de PCR”.

Sobre las diferencias con el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y el proyecto político que lo representa, el diputado dijo que “es claro y no hay que ser hipócrita ni especular en este momento. Hay que ser lo más objetivo posible. Claramente venimos marcando muchas diferencias con el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, encarnamos un proyecto político totalmente opuesto al que está hoy manejando los destinos de la ciudad de Buenos Aires y no podemos dejar de marcar las cosas que veníamos marcando. La denuncia sobre el sistema de salud nuestro viene desde el comienzo del gobierno. Basta ver la desinversión que tuvimos. La pandemia va a dejar algo positivo para la ciudad y lo digo porque por ejemplo, en el 2007 cuando asumió Mauricio Macri el presupuesto para salud y educación era más del 50% del presupuesto de la Ciudad. Hoy entre los dos arañan el 35%. Eso se ve en la cantidad de camas que tiene el sistema hospitalario. Se habían perdido 500 camas hospitalarias. Hoy por la pandemia y por la urgencia que presenta su abordaje estamos recuperando 440 camas. Eso es hablar de un hospital entero y eso va a quedar después de la pandemia. Lo que preocupa y uno no puede dejar de plantear, es que para nosotros la salud pública y el  acceso a la salud pública, principalmente en los sectores más vulnerables, no estaba cumpliéndose. Hoy seguimos discutiendo la situación en los barrios vulnerables de la ciudad”.

Sobre el programa DetectAr, el diputado contó que “se divide en tres etapas: la primera etapa, donde tienen un rol principal las organizaciones políticas y sociales del barrio además de la Iglesia también, que es una Institución que aporta mucho, tiene que ver con la búsqueda de contactos estrechos, identificar donde hubo un positivo y con mucha prudencia porque hay un nivel de estigmatización muy grande. Debemos buscar a las personas que tuvieron contacto con algún positivo. Esa parte funciona bien, se lleva al lugar donde se centraliza el hisopado, la Nación se encarga de hacer el hisopado y eso funciona muy bien. Después de esa situación, cuando la gente tiene que esperar el resultado y cuando tiene que ser derivado a un hospital es donde se profundiza el tren del terror por el cual circulan los habitantes de los barrios más vulnerables. Es tiempo de espera en lugares que no están acondicionados, sin provisión de alimentos necesarios, desmembrando la familia, desconociendo donde se lleva a un familiar y a otro. Obviamente después en los hospitales, como se vio el otro día en el Ramos Mejías, hay gente sin atención en la limpieza de baños sin los elementos de protección necesarios, con los chiquitos corriendo por el lugar. Nosotros entendemos que eso no podría pasar en la Ciudad más rica de la Argentina. Entendemos que al margen de todos los problemas que hay a nivel de recaudación, habría que focalizar y poner los recursos para que esto se pueda resolver, sobre todo después que el gobierno de la Ciudad aprobó una ley de emergencia que nosotros no acompañamos porque le habilita al gobierno la posibilidad de reasignar presupuestariamente como quiera. La Ciudad puede destinar dinero de cualquier partida que hoy pueda ser superflua, como surgió hace poco que se encontraron cerca de 800 millones de pesos en materia de consultoría en la Villa 31 a cargo de la Secretaria de Interacción Socio Urbana que dirige Diego Fernández. Con ese mismo dinero, se podría hacer alguna de las viviendas que están sin entregar de la misma Villa 31 y acondicionarlas para que la gente pueda esperar ahí y no que tenga que seguir circulando”.

Podés escuchar “El Arranque” de lunes a viernes de 10:30 a 12:00 horas por Radio Zónica.

$data['img_url']

La RZ en donde quieras

Descarga la app disponible en tus plataformas favoritas

La Radio

La RZ nació hace 6 años, en el mes de enero del año 2015. Junto a Radio Zonica y Zonica+, forma parte del #GrupoZonica: el grupo radial online nº1 de la Argentina.

Conocé más
Micrófono