Mario Alarcón: “Me gusta más en este momento actuar en cine que en teatro”

Espectáculos noviembre 20, 2021

El actor conversó con "El Gato en la Ventana" sobre su recorrido actoral y preferencias personales al momento de interpretar.

Mario Alarcón es un actor argentino con una gran y destacada carrera dentro del cine, teatro y televisión. Con más de 40 años en el mundo actoral, ha formado parte de obras reconocidas a nivel internacional, como El Secreto de sus Ojos, además de recibir nominaciones a categorías como Premio Cóndor de Plata al Mejor Actor de Reparto y Premio Martín Fierro de Aire al Mejor Actor de Reparto. 

Del mundo de la abogacía, a la actuación. Fortuitamente soy actor. Empecé a estudiar abogacía en Rosario, recién en el año 1964 cuando se creó una escuela de Derecho, antes no había ninguna facultad o universidad de derecho, había que ir a Santa Fe a estudiar. Una profesora de quinto año, a quien le debo que sea actor de alguna manera, le dijo a un alumno que quería hacer para los dos quintos una obra teatral corta, un monólogo. Para ello se necesita un hablador, una persona que habla mucho y no dice nada. Lo hice yo en el salón de actos, y al finalizar la profesora me felicitó y dijo “Pero Alarcón, usted lo hizo como si fuera un gran profesional”, y ahí me picó el bichito y comencé a pensar seriamente en ser actor. Podría decir que fortuitamente me picó la idea de ser actor. Iba mucho al cine, no había televisión en la década del 50, pero me gustaba mucho el cine. Esperábamos los domingos para ir a los tres cines que había en el barrio. El cine tuvo mucho que ver en nuestra infancia y la vida. Teníamos mucha industria cinematográfica en esa época, en casi toda Latinoamérica se veía mucho cine argentino. Quería estudiar abogacía para adentrarme en la política.

Dos obras del cine, como “El Secreto de sus Ojos” y “El robo del siglo” son las integrantes de grandes recuerdos para el actor. En particular, cuando voy al cine, puedo ser analítico y opinar para mí solo, pero cuando trabajas, te dan un guión, estás tan enroscado en el personaje que nunca pensas en la repercusión que va a tener o no. Fue realmente sorpresivo para mí, no pensé que iba a tener tanta repercusión esta película. Cuando se hace el estreno oficial de la película, me invitan a ir  y yo estaba en el sur de gira, entonces avisé que iba a ir mi hijo, y cuando vuelva la veo. Antes de la pandemia solía ir al cine por la tarde, temprano, cuando había poca gente. Ese día voy al cine un lunes a las 16 hs, y me dicen que no hay más entradas, ¿Cómo, no hay más entradas un lunes a las cuatro de la tarde con una película recién estrenada?. Ese fue el primer indicio de que algún impacto grande iba a tener la película. El impacto grande fue claro cuando llegó el Oscar, era como un pequeño shock que recibís. Cuando la película salió premiada, sentías como un impacto raro. Para “El robo del siglo” actué como fiscal. Es un tema interesante del que se trata, basado en un hecho real muy “fantástico”. Quienes lo pensaron tuvieron una preparación, ¿a quién se le va a ocurrir que van a hacer eso? Estuvieron a sus anchas, muy tranquilos. Son esas cosas donde la realidad supera la ficción. El dinero nunca apareció. Uno de los integrantes de la historia venía a la filmación. El tipo le pedía al director que quería actuar, hacer algo. Los actores, Francella, Peretti y demás, le preguntaban detalles y él contestaba algunos, pero había otras cosas que no decía, no tiraba data. Sé que venía a la filmación, sentado tranquilito, pero entusiasmadísimo con unas ganas de participar terribles. Él quería actuar, participar.

En cuanto a qué cree que le queda por realizar, Alarcón afirmó: Siempre me han llamado para hacer personajes bastante opuestos, y me gusta hacerlo, pero una de las cosas, que a esta altura de mi vida, me interesan, apasionan o sobre lo que averiguo es el tema del poder. Hay gente que tiene adicción al poder, así como hay gente que es adicta a otras cosas, el mecanismo al poder es uno. Siempre se me viene a la mente Ricardo III de Shakespeare, y todo lo que hizo para llegar a ser rey, mata inclusive, tiene una desesperación por llegar. Eso uno lo puede comprobar en la historia del mundo, con políticos actuales inclusive, con altibajos algunos más, otros menos, pero es una adicción para muchos. Son capaces de dejar todo porque es más fuerte la adicción. Shakespeare es universal, porque trata de las pasiones humanas universales. Ricardo III siempre me ha apasionado por sus ganas de llegar al poder. 

Hobbies y vida diaria. Soy tan normal que soy aburrido. Tengo un hobbie desde hace años que es caminar, salgo por la reserva ecológica de costanera sur, dos o tres veces por semana. Esas dos horas de caminata con una pequeña rutina de gimnasia, me hicieron dar cuenta que la manera de pensar caminando es diferente. Creo que no es lo mismo pensar algo tomando un café en la esquina, que la manera en que lo puedo pensar caminando, en acción. Y mi otro hobbie es el cine, me apasiona, pero el cine en el cine, si tengo que ver una película por la televisión o alguna plataforma, la veo, pero me gusta el cine por su ritual. Es un tema personal también, prepararse para ir, sacar la entrada, tomar un café antes de entrar. He llegado a ver dos películas en un mismo día, salir de uno y entrar a otro. Me gusta más en este momento actuar en cine que en teatro. Me apasiona más por el clima que se crea. En el teatro vos ensayas y a los cinco días de estrenar recién te conoces con todos, el vestuarista, la gente de la luz, los conoces al final. Pero en el cine estás constantemente en equipo, desde que inicia la jornada hasta que termina, compartís todo. Se crea un clima diferente, pero esas ya son elecciones personales. Trabajar en la televisión es más acelerado, tenes que estar preparado, saber bien las letras, ya sea en el cine o en la tele estás sometido a las técnicas. Te paras acá, contá cinco y hablá, y además, estás sometido a la técnica.  

Para finalizar, el reconocido actor hizo un breve resumen de lo que fueron sus viajes laborales. Con el San Martín he viajado a Roma, Madrid, Sevilla. En la primera época con el Cervantes hicimos muchas giras por el interior del país, y tuve la suerte de hacer un espectáculo de tango, por el 90’ 91’. Desde acá fueron tres parejas de bailarines y a la directora se le ocurrió que tenían que ir los actores también, y los músicos eran todos argentinos radicados en Francia que se fueron por la dictadura. Conozco más Francia que Argentina, nos fuimos por tres meses por 80 localidades, y nunca en mi vida vi un fenómeno tan grande como el tango en Europa. Para mí fue como una novedad, sabía lo que era el tango, pero nunca había visto la locura de la gente. Pedían bis, era una cosa extraordinaria. Creo que se disfruta más el tango en Francia o en Europa que acá en Argentina. Los actores hacíamos personajes mudos en cada tango. Pasábamos una noche en cada lugar, cuando llegábamos a cada uno de los lugares, los músicos iban a ensayar, lo mismo los bailarines iban a probar el escenario, pero con Nino Tenuta íbamos a pasear. Nos la pasabamos así.

Podes escuchar “El Gato en la Ventana” todos los sábados de 15 a 16 hs por Radio Zonica

 

 

 

 

$data['img_url']

La RZ en donde quieras

Descarga la app disponible en tus plataformas favoritas

La Radio

La RZ nació hace 6 años, en el mes de enero del año 2015. Junto a Radio Zonica y Zonica+, forma parte del #GrupoZonica: el grupo radial online nº1 de la Argentina.

Conocé más
Micrófono